El Guardián en la arena


- ¿Te encuentras bien?
- Sí. Bueno … No. No muy bien. Me siento muy cansado. Agotado.
- Mira … Es viernes y no creo que hoy vaya a llamar nadie que tenga un problema que yo no pueda solucionar. Así que recoge tus cosas y vete a casa a descansar. El lunes será otro día.


Sin poner ningún tipo de objeción metió el portátil en la bolsa, se despidió de sus compañeros con un “Adiós. Buen finde” pronunciado sin ningún tipo de entusiasmo y salió de la oficina. Líneas y líneas de baldosas y alguna que otra pradera de asfalto fueron los paisajes que pasaron ante sus ojos de camino al coche. Los dos minutos de trayecto los pasó mirando al suelo, como si las ideas y pensamientos le pesaran tanto que fuera incapaz de mantener el cuello erguido.

Llave en el contacto. Luces iluminadas en el salpicadero. El ambientador “Brisa marina” se deja notar al ponerse en marcha la ventilación del coche y en ese momento cierra los ojos. Se imagina sentado en la cima de una roca sintiendo el calor del sol en su espalda y disfrutando del olor de las playas de Yucatán. Sueña con esperar vigilante desde esa atalaya natural a que aparezcan de debajo de la arena como florecitas silvestres y así comenzar a trabajar. Es tan real que puede sentir el aire en la cara; ver como los árboles que bordean la playa mueven sus hojas al compás del ligero viento que sopla; saborear las gotas de agua marina que llegan a sus labios después de que las olas rompan en la roca. Ese gusto familiar le hace despertar y tomar una determinación. Después de secarse las lágrimas y de respirar hondo sale del coche para entrar en el centro comercial que hay al lado de la oficina. Su ex-oficina. Y después de comprar un tablón de madera y unos clavos se va, ahora sí, a casa.

Encontró rápidamente la caja donde guardan los disfraces y no fue complicado encontrar allí la capa del vestido de Superman y un gorro de gnomo. "Éste tendré que modificarlo", pensó. Pero lo dejó para más adelante. Improvisó un pequeño taller en la terraza y comenzó a construir su espada de Guardián, sierra de calar en mano. Con la ilusión de su primer trabajo de marquetería en el colegio como inspiración comenzó a darle forma a ese mandoble que le permitirá luchar de tú a tú contra … ¿Contra quien? Una carcajada se le escapa. Por un momento se da cuenta que el proyecto es tan absurdo como emocionante. "Es lo que quieres, ¿no? Tu ilusión. Entonces, no es absurdo".

Al entrar en casa, su mujer lo encuentra sentado sobre el brazo de la butaca del comedor con una espada de madera en las manos y vestido con un capa roja anudada al cuello y un gorro ridículo y puntiagudo de color amarillo. Él, al oírla entrar, levanta la mirada del arma para fijarse en sus ojos.

Mi amor … No tengo remedio. Soy un Guardián de tortugas. No puedo hacer otra cosa. No puedo. No …


Él está a punto de romper a llorar cuando ella suelta el maletín y se va a abrazarlo con los ojos desbordando lágrimas y una sonrisa iluminando su cara.

5 comentarios:

  David

20 de maig de 2009, 9:43

precioso.

"Esto es lo mío, nada ni nadie me obligará a dedicarme a otra cosa" (Gabriel García Márquez)

mira, esta frase la descubrí gracias al chico de "Quiero ser perdiz" y la verdad es que viene al pelo... ¿qué? ¿nos la aplicamos? :)

  marc

20 de maig de 2009, 14:01

David: No me tientes .... que estoy muy sensible al tema ;)

  Guspira

6 de juny de 2009, 14:16

M'ha encantat... molt! A més, que és una història plena de valors a banda del missatge que dóna.
M'agrada la sensibilitat de la persona, el seu esperit, la fidelitat als seus principis i m'agrada molt la comprensió de la seva parella, el respecte, l'amor...
Bon cap de setmana!

  Ariadna

6 de juny de 2009, 20:22

wow! Marc, cuando seas un reconocido escritor no te olvides de nosotros, eh?! Espero que sigas teniendo tiempo para hacer una vitaminika de vez en cuando. Muaks! :]

  marc

6 de juny de 2009, 21:02

Guspira: Moltes gràcies!! M'agrada que t'agradin tantes coses :D

Ariadna: ¿Tiempo para una Vitaminika? ¡Pues claro! Y más después de haber descubierto que hay escritores que también van allí ;)