Tagismo: una nueva enfermedad

Se denomina tagismo (la “g” se pronuncia como la final del anglicismo gag). El nombre de esta enfermedad proviene de la palabra inglesa tag (etiqueta). En el lenguaje de programación web se denominan tags a las etiquetas que delimitan un texto y les provee de ciertas características. Las personas qe suelen comentar blogs, por ejemplo, estarán acostumbradas a usar los tags [b][/b] para delimitar el uso de la letra negrita o [i][/i] para la cursiva.

El tagismo no presenta ningún síntoma visible. Las personas afectadas pueden seguir un ritmo de vida absolutamente normal. De hecho muchas de ellas son ajenas a su padecimiento y desconocen ser portadores del virus, que por otro lado no se transmite de ninguna forma conocida hasta el momento. Suelen ser los familiares, amigos y compañeros de trabajo los primeros en detectar la enfermedad en los afectados. Éstos, al escuchar cierta palabra (o varias en casos de tagismo galopante) desatienden lo que están haciendo en ese momento y dedican sus cinco sentidos a la persona que pronunció el vocablo clave hasta el momento en que vuelven a escucharla. Todo ser humano, en mayor o menor medida, está afectado ya que suele responder y atender cuando oye su nombre. Pero cuando se padece tagismo la pérdida de control sobre la acción que se estaba realizando antes de escuchar la palabra clave es total, volviéndose a recuperar al oírla de nuevo. El caso diagnosticado más grave y más conocido es el de una persona natural de Barcelona, a quien nombraremos C.M., que se ausenta total y absolutamente al pronunciar, aunque sea en un tono prácticamente inaudible, la palabra pudin.

De momento no hay antídoto para el virus causante del tagismo. En el caso anteriormente descrito, se consigue paliar los efectos de la enfermedad suministrando al paciente kilos de pudin. El efecto secundario de la medicación resulta ser que el elemento que describe esa palabra clave pasa a ser el centro de atención. Y el resto del mundo, algo secundario.

4 comentarios:

  David

11 de maig de 2009, 20:56

juaaaaaaaaaajajajaja!!!

  marc

11 de maig de 2009, 21:13

David: No si .... ya sabía yo que te iba a molar :D

P.D.: Por cierto ... a ver cuando te haces tú seguidor mío ;)

  Deric

11 de maig de 2009, 23:23

carai! i no serà hipnosis?

  Ariadna

12 de maig de 2009, 10:28

Jajajaaaa!!! Corroboro que tan magnifico relato esta basado en hechos reales!!! Jajajaaa!!! Vaya Crack, Marc!!! :D