Eternity

Lo sabía antes de comenzar. Mucho antes incluso de lanzarse al vacío para disfrutar del amor que sentía por él. Y es que ella no puede amar de otra manera. Se vuelca, se da, se vacía por completo hasta el punto de dar su vida por su amado sin titubear. Siempre fue así; desde su adolescencia. El historial amoroso de Rebeca cuenta con unas cuantas historias de amor con un rasgo común en todas ellas: el abandono. Todo aquel a quien amó, tan desesperadamente como lo hace Rebeca, tarde o temprano se sintió oprimido, ahogado por un sentimiento tan apabullante que no le permitía respirar. Esa sensación les obligaba a deshacerse de ella. Y el momento era doloroso para ambos, ya que ellos sabían que jamás volverían a encontrar un amor incondicional que se le pudiera comparar. Estaban convencidos que serían parte de su alma, de su vivencia. Mario fue el único que, hasta el momento, se atrevió a hacer la frívola pregunta, como preocupándose por ella.

- ¿Y por cuánto tiempo?
- Por toda la eternidad.
- Eso es mucho tiempo.
- Lo es.
- ¿Y qué harás?
- ¿Acaso tengo opción alguna?


Bajó la mirada a sus zapatos llenos de barro y los sacudió pensativo intentando descubrir alternativas posibles. Finalmente levantó la cabeza y clavó sus ojos claros como el cielo en los suyos.

- No, supongo que no. - Dijo apesadumbrado.

Rebeca dio media vuelta, cogió sus cosas y comenzó a caminar con la cabeza gacha. No importaba no mirar adelante. Conocía el camino de sobras porque lo había hecho otras veces, tantas como abandonos había sufrido con anterioridad. Sólo que en esta ocasión, el oírse responder a la pregunta de Mario lo hacía algo más trágico. Porque, aunque era algo que se había dicho muchas veces, en ese momento se convenció. Se dio cuenta que todos y cada uno de ellos formarán parte del terreno donde sembrará el amor futuro. Que, al no querer olvidarlos, va dejando tras sus pasos residuos de amores rotos que no son biodegradables, y que contaminan su ecosistema con capas, capas y más capas de perversa melancolía.



Gracias a David por el dibujo y la frase, y a Deric por el diálogo inspirador.


Intérprete: Lizz Wright
Tema: Eternity
Álbum: Salt



Something about you really moves me
You found the waterfall with treasures in me
What is the gift that you possess?
What is this strange happiness?

I will find the answer
And if the answer is you
My love
I'LL have to have you
For eternity
I'LL have to have you

Something in your voice
Something in your eyes
I don't feel so lost
And I don't have to hide

Something has set me free
And I don't mind
That I can't explain
I just choose to believe
That you have something to do with it

but I'll find the answer
And IF THE answer is you
My love
I'll have to have you
For eternity
I'll have to have you
I'll have to have you
For eternity
I'll have to have you

5 comentarios:

  Eli

22 d’octubre de 2009, 21:04

El amor siempre es incondicional y cuando te vuelcas en el otro acabas vaciandote. Es la única de manera de llenarse del otro, de su amor. El problema es saber encontrar el equilibrio porque para amar de ese modo hay que amarse a si mismo, sin desesperos, sin opresiones.
Hay muchas Rebecas contaminando su propio ecosistema.

Precioso Marc, como siempre!

  Deric

22 d’octubre de 2009, 23:04

és preciós!
Ja té dallonsis que trobis una cançó que es diu Eternity i l'Album on està, Salt!!!
Faré un enllaç al meu blog

  Met

23 d’octubre de 2009, 6:29

Parlar d'amor etenr és complicat, i em sembla que no existeix.
Si és intens no dura, però si és llarg en el temps a vegades acaba somort, amb inèrcia... i cap dels dos no gaudeix a fons d'ell.
És una de les gran putades de la vida. Si ets compromets a vagedaes ja saps que tens data de caducitat, sense voler-ho. :(

I costa tant desfer el que has fet per poder començar de nou... i avegades t'has compromès tant que et fa pànic fer marxa enrere... I només et queden els records i les capes de melanconia, menrre vius el dia a dia sol, encara que estiguis acompanyat.

  Funcionario's blog

23 d’octubre de 2009, 10:07

La verdad es que has hecho una excelente continuación. Muchas felicidades. Yo pensaba en otra cosa cuando lo leí, así que ya aviso cuando lo tenga transcrito.

Un saludo

  marc

23 d’octubre de 2009, 12:11

Eli: Sí. En el equilibrio está la virtud. Cuando uno ama y no hace ningún esfuerzo por hacerlo. ¡Gracias!

Deric: Sí, noi. Vaig buscar cançons amb aquest títol i en veure el nom de l'àlbum... no em vaig poder resitir :P

Met: Ostres... Jo vull pensar que es pot viure un amor intens no malaltís i que duri. Digue'm il·lús.... :P

Funcionario: ¡Muchas gracias! Eso, eso. Avisa. Que hy ganas de ver diferentes versiones ;)