3/209 Reencuentros



Un fuego suele ser buena excusa para reunir a los amigos. El fuego se convierte en brasas, y las brasas en la lumbre para unos chorizos, hamburguesas y costillas para cenar.

Pero me quedo con el calor de la charla y el sonido de la guitarra.

2 comentarios:

  Eli

11 de juny de 2010, 8:50

No hay nada como los reencuentros. Aunque sean sin chorizos o costillas..pero con el fuego del cariño, de la amistad o del amor.

  marc

11 de juny de 2010, 10:43

Eli: Totalmente cierto. Lo que pasa con algunos reencuentros es que desearías que fueran diarios :D